11 mayo 2015

Yo quiero ser rico

Pero no de lo que tú piensas
 
En esta sociedad nuestra se aspira legítimamente a la felicidad, como en cualquier otra. Y esa felicidad va indefectiblemente unida a la riqueza material. O sea que se es más o menos rico en función de la posesión de cosas y del dinero necesario para conseguirlas.
 
Craso error. Y ya muchos estudios afirman que la felicidad máxima suele alcanzarse cuando la prosperidad económica es tal que permite cubrir las necesidades básicas humanas y un poco más para destinarla a algún que otro pequeño capricho o necesidad psicológica que nos "eleve como humanos". De hecho, las personas más ricas de nuestro planeta, materialmente hablando, no son precisamente las más felices.
 
Mi búsqueda de la riqueza queda más enfocada hacia una prosperidad espiritual, mental, o psicológica. Después de mucha reflexión he concluído que soy profundamente pobre. ¿Por qué? Porque no disfruto de tres cosas que no tienen precio pero que os aseguro que os pueden dar la felicidad. Estas tres cosas son: el tiempo, la tranquilidad, y el conocimiento.
 
El tiempo, ¡ay cuánto se ha hablado del tiempo! Yo creo que el tiempo es el bien supremo. Cuando nacemos empieza a contar en una cuenta que disminuye irremisiblemente y que ya no se recupera. Una vez que ha pasado ya no vuelve y cuando nos hacemos mayores vemos lo poco que nos queda. Hoy en día aumentan las personas que sienten que tienen poco tiempo y pienso que es porque andamos con muchas prisas; vivimos demasiado rápido y atendemos a muchas cosas y hacemos más de las convenientes.
 
La tranquilidad. Los antiguos epicúreos definían la felicidad como la ausencia absoluta de preocupaciones; es decir, la tranquilidad del espíritu. Si tuviéramos más tranquilidad, acaso ¿no crearíamos más inventos y obras de arte; no reflexionaríamos y filosofaríamos más; no observaríamos mejor y seríamos más profundamente conscientes? En definitiva, ¿no seríamos más felices?
 
Y el conocimiento. Dijo Sócrates "sólo sé que no sé nada". Y es verdad que cuando tienes ya una edad y piensas en lo que sabes, te das cuenta de lo limitado del conocimiento humano. La plenitud humana como tal, viene con el conocimiento y la sabiduría. Por eso la práctica del aprendizaje tiene que ser continua y permanente. No hay que parar nunca de conocer ni de hacer; porque ya dijo Einstein que "aprendizaje es experimentar, todo lo demás, información".

Si no tengo tiempo, no tengo tranquilidad; y si no tengo tranquilidad, no tengo conocimiento.

Yo quiero ser rico.
 


16 marzo 2015

Esquiar con giros cortos te convertirá en un experto

Aprende giros cortos en seis pasos
 
Seguramente seas un esquiador con bastante nivel y quizás lleves ya varios años esquiando; sin embargo no puedes todavía evitar esa sensación de inseguridad e incertidumbre cuando esquías por pistas de nivel negro o terrenos muy empinados. Cuando consigas dominar la técnica de los giros cortos, ya sean derrapados o conducidos, tu nivel de esquí se habrá elevado al de "experto" y te habrás convertido en miembro de la selecta clase de los "esquiadores todoterreno".
 
Gracias a un documento que encontré en internet y concretamente en una web danesa, cosa nada sorprendente ya que en lengua española escasea este tipo de información tan didáctica, conseguí ilustrarme tanto visual como textualmente del aprendizaje de la técnica de esquí basada en los giros cortos. En seis sencillos pasos, en los que se desmenuza la técnica para practicarla más fácilmente, podrás rápidamente esquiar como un experto.
 
Te facilito a continuación los seis pasos a seguir:
 
1.-Desplazamientos laterales a lo largo de la línea de caída.
 
Escoge una pista bastante empinada, de nivel rojo o similar, y cuyo terreno, si es posible, sea parejo y de nieve recién preparada. Coloca tus esquíes perpendiculares a la línea de caída y gira la parte superior de tu cuerpo de manera que tu pecho apunte hacia el valle. Ahora comienza a experimentar con el deslizamiento lateral de tus esquíes cuando liberas presión de los cantos al relajar tobillos y rodillas en dirección al valle. Controla la velocidad y la dirección siendo consciente de la variada angulación de tus tobillos y rodillas. Practica tanto del lado derecho como del izquierdo.
 
2.-Giros derrapados.
 
Ahora, en esa misma pista mencionada en el punto anterior, realiza giros derrapados con los esquíes totalmente planos en la nieve. Adopta una postura relajada y no aprietes tanto los cantos como sueles hacer habitualmente.
 
3.-Giros derrapados en un estrecho pasillo.
 
En este tercer paso seguirás haciendo giros derrapados pero progresivamente los irás haciendo más y más cortos hasta realizarlos en un estrecho pasillo de una amplitud máxima de cinco metros. Fuerza los giros de manera que cada vez los hagas más cortos y continúa girando hasta que consigas una serie de giros derrapados enlazados permaneciendo dentro de ese pasillo imaginario.
 
4.-Transición de los giros derrapados al "hockey-stop".
 
El "hockey-stop" es el mismo movimiento que realiza un jugador de hockey sobre hielo cuando frena en seco sobre sus patines. Colócate en una pista de nivel azul o similar y sigue haciendo giros cortos derrapados; pero al final de cada giro y con una rápida torsión del cuerpo y de los pies, has de conseguir casi pararte del todo. En este paso es importantísimo que tu pecho y toda la parte superior del cuerpo encaren siempre hacia abajo, hacia el valle y la línea de caída. También es muy importante que tanto piernas como esquíes giren por debajo de nuestras caderas sin afectar a la posición de la parte superior del cuerpo.
 
5.-Combinación del "hockey-stop" con el plantado de palos.
 
En este paso escoge una pista algo más difícil que una de nivel azul. Ahora deberás acabar cada giro con "hockey-stop" con una decidida plantada de palo. Aquí es importante la sincronización del plantado de bastón. La plantada de bastón se hará siempre justo antes de haber conseguido la completa parada. Inmediatamente después de clavar el bastón, y esta acción sirve de toque de atención, tendrás que iniciar el siguiente giro y así enlazarlos.
 
6.-Transición al completo giro corto.
 
Ahora escoge una pista de color azul intermedia. Intenta que los cantos de tus esquíes se claven bien en la nieve una fracción de segundo antes de iniciar el nuevo giro para así unir los diferentes movimientos aprendidos y conseguir fluidez y ritmo con las sucesivas clavadas de bastón. Céntrate también en el movimiento hacia arriba y hacia abajo de tu cuerpo ya que esto te ayudará a iniciar el siguiente giro. Las sucesivas clavadas de bastón, además de hacerte conseguir ritmo, también te proporcionarán un punto de referencia para el próximo giro.
 
Espero que este resumen de la técnica que he hecho te sea de mucha utilidad y que pronto puedas ponerla en práctica para esquiar fluidamente con giros cortos en cualquier tipo de terreno.
 
A continuación y para mayor ilustración de todo lo explicado, te dejo dos enlaces de internet: uno que te llevará a un video explicativo y a un documento pdf de toda la técnica; y otro que enlaza a un video en inglés que muestra perfectamente el ejercicio base para el aprendizaje del movimiento "hockey-stop". Ahí van:
 


12 marzo 2015

Mejorar la Autoestima

Pilar básico en la consecución de sueños

Estoy leyendo el libro "¿Te atreves a soñar?" de Matti Hemmi y cuando leo el capítulo 2 que trata del funcionamiento del sistema operativo cerebral, me doy cuenta de la gran importancia que tiene la autoestima en la consecución de cualquier objetivo, y por ende, de cualquier sueño.
 
Por lo tanto es una tarea fundamental el mejorar la autoestima y la confianza en uno mismo; pero teniendo en cuenta la diferencia entre ambos conceptos. Matti nos dice que autoestima es la percepción que tú tienes de ti mismo; o sea, es un juicio que haces sobre tu persona. Por otro lado, nos dice que confianza en sí mismo es creerte capaz de conseguir logros.
 
Reflexionando se colige que si quieres mejorar tu autoestima deberás juzgar menos a los demás y así conseguirás juzgarte menos a ti mismo; con lo que la autoestima aumentará.
 
En coaching la autoestima se trabaja desde tres puntos de vista fundamentales: la sinceridad, la fiabilidad, y la competencia. Es seguro que confiarás en alguien si dice lo que va a hacer, hace lo que ha dicho, y además lo hace bien.
 
Extrapolando lo anterior al individuo mismo, uno se deberá sincerar consigo mismo para tener claro lo que va a hacer; cumplirá los compromisos que se ha planteado; y además, adquirirá las habilidades y conocimientos necesarios para realizar adecuadamente sus sueños.

29 diciembre 2014

RENFE-Rodalies: caro no, carísimo

Un billete de las zonas 3 y 4 a 5€ es un robo a mano armada

Mi hijo y yo vamos a coger el tren de Rodalies-RENFE en la estación de Terrassa hoy por la mañana para ir a hacer unos recados a Sabadell, y cual es mi sorpresa cuando al preguntar por el precio del billete, la empleada de la taquilla me dice que Ida y Vuelta a Sabadell son 5 eurazos. Espontáneamente le contesto que me parece carísimo; por sólo un par de estaciones 5€. Ella me contesta que quien pone precios es la Generalitat de Catalunya y yo le digo que me da igual quién ponga o deje de poner los precios y que yo lo único que le digo es mi opinión, que mantengo ahora mismo, de que me parece un precio abusivo y carísimo.
 
Está claro que yo y mi hijo, si hubiéramos sabido el precio, hubiéramos preferido mucho mejor ir a Sabadell en transporte privado. Luego la clase política española y catalana aboga por fomentar el uso del transporte público; pero si es un robo, hombre. No me gasto yo 5 eurazos en dos estaciones de RENFE-Rodalies más en mi vida. Hoy me he tenido que aguantar e ir a hacer los recados en tren; pero os aseguro que la mejor manera de protestar contra estos hechos abusivos y arbitrarios de la administración es no usar esos servicios para que así los quiten, porque no hay derecho a que sean tan caros.
 
El transporte público hoy en día no es un lujo sino una necesidad de muchos trabajadores que se tienen que desplazar a sus lugares de trabajo, a menudo lejos de sus puntos de residencia habitual.
 
¿Qué os parece a vosotros el precio éste que comento?

21 agosto 2014

Bretaña, vacaciones diferentes

Una región con una marcada personalidad

Después de adquirir alguna experiencia durante meses en el mundo del camping y el caravaning; este verano del 2014 decidimos ir a un rincón francés con una idiosincrasia muy particular: la Bretaña francesa. Territorio metropolitano galo ubicado al noroeste del país vecino y que no formó parte del estado francés hasta bien entrado el siglo XVI.
 
Hemos atravesado Francia entera de sureste a noroeste: un total de 1235 kilómetros desde Terrassa a la Plage de Kervel. Trayecto realizado en dos etapas habiendo pernoctado en la localidad de Saintes, a 124 kms. al norte de Burdeos. Hemos visto por todo el camino ciudades tan interesantes como Carcassonne, Toulouse, Burdeos, Nantes, Quimper, etc.
 
El camping estaba muy bien: "Domaine de Kervel". A poco menos de un kilómetro de la playa de Kervel y cuyo terreno estaba envuelto por multitud de plantaciones de maíz y cereales. La parcela asignada también estaba muy bien ya que era amplia y rinconera, toda vez que el suelo era blando y herboso.
 
Si el entorno era agradable, no menos lo eran los vecinos de acampada; hasta el punto de haber entablado amistad con un conductor de autobuses de Brest llamado Pierrot quien pasaba sus vacaciones estivales junto a su hija de nueve años, Cécile. Las veladas de largas conversaciones compartiendo tragos de sidra y ron de las Antillas francesas hicieron la estancia única e inolvidable.
 
Fueron veintitrés días de permanencia en territorio bretón, visitando algo de la vecina región normanda, en los que visitamos lugares como Saint-Malo, el Monte Saint-Michel, Pointe du Raz, Audierne, Brest, Quimper, Douarnenez y Châteaulin. En este último pueblo asistimos casualmente a un concierto de música céltica para arpa y violín, que se ofrecía en la Iglesia de Nôtre Dame de Châteaulin. Tampoco se nos olvidan las exquisiteces gastronómicas como la sidra bretona, el kouign amann y el far bretón.
 
Me despido de Bretaña hasta la próxima vez con el lema en bretón: "Ar marv kent ar c'housi", que quiere decir "antes la muerte que el deshonor".